Nuevos tomates morados con las propiedades antioxidantes de los arandanos

El pigmento de color purpura es el resultado de la transferencia del gen de una planta de boca de dragon.

La modificacion desencadena un proceso dentro de la planta de tomate que permite que se desarrolle la antocianina, un antioxidante que ayuda a combatir el cancer

Investigadores del centro “John Innes”, en Norwich (Reino Unido), han conseguido un nuevo tipo de tomate geneticamente modificado, de color morado, con el objetivo de ofrecer beneficios para la salud, similares a los que ofrecen otras frutas como los arandanos.

El pigmento de color purpura es el resultado de la transferencia del gen de una planta de boca de dragon. La modificacion desencadena un proceso dentro de la planta de tomate que permite que se desarrolle la antocianina, un antioxidante que ayuda a combatir el cancer.

Aunque la investigacion es britanica, las restricciones de alimentos transgenicos de la Union Europea motivaron que el desarrollo de la tecnologia se trasladase a Canada, con una regulacion mas favorable a los alimentos geneticamente modificados, lo que ayudo a concretar un acuerdo con una empresa de Ontario, New Energy Farms, que ha iniciado la produccion de estos tomates morados, cuyo cultivo no tardara en extenderse.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados