Romper con los mitos de la agricultura de precisión

Dicen que el conocimiento es esencial cuando se busca una mayor eficiencia en el uso de las herramientas que contribuyen a la agricultura de precisión. Nosotros, también lo creemos. El rol que cumplen las consultorías y el asesoramiento en este sentido es clave, pues permite la puesta en marcha de acciones que aprovechan y optimizan  el uso del suelo y su rentabilidad.

Sin embargo, desde que comenzaron a utilizarse los primeros dispositivos de recolección y manejo de datos, hace ya cerca de dos décadas, han ido surgiendo numerosos mitos acerca de los ‘contras’ que tiene la incorporación de este tipo de herramientas en la agricultura. La pregunta que hoy les hacemos es la siguiente: ¿por qué no iba a ser posible?

Imagen relacionada

La precisión como frontera entre ganar o perder

Cuando hablamos de ganar hacemos referencia a todas aquellas actividades que permiten a los profesionales agrícolas alcanzar sus objetivos: una mayor producción, ahorrar tiempo y costes, mayor calidad en sus cultivos, alcanzar una mayor rentabilidad, etc. Nos encontramos ante un hecho revolucionario que viene de la mano de los expertos en tecnología para la agricultura.

Los profesionales que trabajan en el sector agrícola no solo incluyen a agricultores, sino a gran cantidad de Responsables de Campo y Técnicos de Compras de Explotaciones Agrícolas que buscan la mejora en cada una de sus acciones. La agricultura avanza exponencialmente hacia el aumento de la producción, lo que se convierte en una auténtica lucha contra el tiempo.

El desarrollo de la electrónica, así como el uso de drones, satélites, mapeado de suelos  y tecnologías de la información y de la comunicación son algunos de los efectos del cambio. Sin duda, han favorecido el desarrollo y proliferación de la agricultura de precisión. Decimos adiós al trato de parcelas como una unidad individual de trabajo para dar la bienvenida al trato específico a cada una de las partes de dicha parcela, en función de sus circunstancias.

No todo el suelo contiene el mismo nivel de propiedad, como tampoco incluye la misma cantidad de precipitaciones, de manera que la agricultura de precisión entra en escena para dar el trato que cada parte necesita. Eso es, no obstante, un mero ejemplo de lo que este tipo de agricultura nos puede permitir. La tecnología ha llegado a la agronomía, así que ¿por qué prescindir de su uso? Con la agricultura de precisión, lo indicado es lo aplicado.

Agricultura de precisión como fuente de información

Las herramientas que hacen posible la agricultura de precisión logran obtener información de todas y cada una de las variaciones agronómicas de la parcela. Y los datos obtenidos, a su vez,  logran superar uno de los mayores retos del sector agrícola: crear una plataforma big data nutrida por diferentes herramientas. La aplicación de estas técnicas puede ser entendida como la mejor forma de llevar a cabo la toma de decisiones precisas de cara, incluso, al futuro.

Todas las actividades que desarrolla el ser humano son llevadas a cabo sobre el escenario de la superficie terrestre, y eso nos permite establecer una especie de confluencia con las características que le rodean. Dicho de otro modo, las herramientas actuales de agricultura 4.0 nos permiten obtener y trasladar la información de la superficie terrestre a sistemas electrónicos. A la vez, nos brindan la posibilidad de realizar diferentes tipos de análisis.  La información georreferenciada hace posible la representación de los datos en forma de mapas.

¿No les suena realmente maravilloso?

Los mitos de la agricultura de precisión

En general, estamos acostumbrados a escuchar afirmaciones que se alejan de la realidad sobre la agricultura de precisión. En este post, queremos romper con algunos de ellos:

  • MITO 1: dificultad para recabar datos

Dificultad para recabar datos y poder comparar imágenes en el tiempo. En la actualidad, ya no es necesario estar haciendo llamadas para conseguir mapas de datos, trasladarnos en busca de documentos del pasado, etc. La agricultura de precisión permite geolocalizar y enviar datos online y offline desde el campo a la oficina, y desde la oficina al campo. Esto es posible gracias al uso de satélites y nuestra plataforma AgroGIS Collector, que nos permite comparar diferentes datos e imágenes en el tiempo sin ninguna dificultad.

  • MITO 2: posibilidad alta de error

Los datos pueden equivocarse, pero la posibilidad real de que esto pueda producirse con las herramientas actuales de precisión es mínima. Los consultores y asesores de agricultura 4.0 saben que las técnicas son mucho más sencillas de lo que imaginamos y están dispuestos a demostrárnoslo.

  • MITO 3: un precio elevado

 Lo que en realidad se produce es todo lo contrario. La agricultura de precisión nos permite ahorrar tiempo y costes innecesarios en cualquier tipo de agroquímicos.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados