Uso de drones para monitoreo en el sector agrícola y forestal

Los drones pueden convertirse en una herramienta tecnológica de gran valor en el campo. Dotados con cámaras de infrarrojos, multiespectrales y de alta resolución, los drones pueden servir para detectar si hay áreas afectadas por xylella, rayos latentes en bosques o químicos en superficies ecológicas.

El presidente de la italiana Cantaforaengineering, consultora en el sector aeroespacial y de defensa, Gianvincenzo Cantàfora, ha descrito casos específicos de aplicaciones de los drones para el sector agrícola o forestal. Cantàfora presentó estas novedades en la feria Global Robot Expo, de la mano de la italiana FlyTop.

La Xylella fastidiosa está causando complicaciones, sobre todo, a los olivicultores italianos, aunque también a los españoles, señaló Cantàfora. Explicó que, en Italia, en la zona de Puglia, ya se están utilizando los drones para detectar la presencia de la bacteria, a través de estas telecámaras especiales.

Las cámaras multiespectrales permiten monitorear los pequeños cambios en la radiación visible e infrarroja que las plantas o los árboles reflejan y, de esa forma, se pueden obtener datos

Cantàfora citó igualmente otro uso que puede ser de gran interés, como, por ejemplo, hallar productos fitosanitarios en un cultivo dedicado a la agricultura ecológica, lo que se puede detectar a través de la interacción de las moléculas en la tierra.

Cantàfora señaló que en Italia ya se están usando los drones y que los resultados iniciales obtenidos con dicha tecnología se apoyan después con análisis en laboratorio para determinar el producto fitosanitario específico o la cantidad del mismo.

En el ámbito forestal, luego de que un dron sobrevuela sobre coníferas, se calcula el cilindro y densidad del árbol y se puede calcular la biomasa del área (por ejemplo, pellets).

Comentario:

En Vicuña, región de Coquimbo, investigadores del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), pusieron en vuelo un vehículo aéreo no tripulado con el fin de obtener imágenes que permitan determinar el grado de cobertura y la cantidad de agua requerida por el cultivo. Esta experiencia se realizó en el contexto del proyecto “Centro de Análisis para la Agricultura de Riego (CAPRA)”, el cual potenciará el uso de la teledetección en la agricultura y las potencialidades del uso de imágenes satelitales para el seguimiento de las necesidades de riego de los cultivos e incluye el uso de drones para captar datos. El CAPRA es una de las iniciativas que INIA está llevando a cabo en la región de Coquimbo con el objetivo de optimizar el uso del agua y enfrentar de mejor forma la escasez hídrica.

Agrimundo

Fuente: Efeagro – INIA

universidadagricola.com

Artículos Relacionados