Ventajas de un intercambiador de calor

Los intercambiadores de calor permiten disminuir el consumo de la calefaccion y mejoran el bienestar de los animales al mejorar de forma importante la calidad del ambiente del interior de la nave

Dos son las ventajas fundamentales de un intercambiador de calor en las granjas avicolas: el ahorro energetico y la reduccion de la humedad ambiental. El ahorro energetico es el primer dato que se valora para justificar el uso de estos equipos, pero aun siendo muy importante no hay que descuidar que la mejora en los animales debido a la mejor cualidad del aire interior tiene unas repercusiones economicas tambien muy directas y de gran valor, aunque como siempre se hacen francamente dificiles de cuantii ficar.

La funcion primaria de los intercambiadores de calor es recuperar la temperatura del aire extraido calentando con ello el aire que va a entrar en la instalacion. Por tanto es evidente que necesitaremos menos energia para calentar el interior de la nave. Este ahorro varia mucho en funcion de la temperatura del exterior, siendo mas rentable cuanto mas diferencia exista entre el aire exterior y el interior. Generalmente se cuantifica entre un 25 y 45% menos de consumo de energia calorifuga, ya sea de gas, madera, orujo de oliva o biomasa.

La humedad ambiental viene  muy relacionada con el nivel de humedad en las camas de las instalaciones. Cuando la humedad de las camas aumenta nos podemos encontrar problemas sanitarios de mayor o menor grado, dependiendo del nivel de humedad de la cama en si, como es la pododermatitis aviar, y aumento de los niveles de amoniaco que acaban repercutiendo en problemas sanitarios respiratorios y disminucion de la sensacion de bienestar en los animales que acaban repercutiendo muy negativamente en los resultados tecnicos de la explotacion.

La humedad ambiental se genera por los mismos animales al respirar y en sus deyecciones, como por la condensacion que nos surge al introducir el aire frio del exterior y entrar en contacto con el aire calido del interior.

El intercambiador disminuye la humedad ambiental al extraer el aire calido y humedo del interior por un lado y, mediante su sistema de intercambio, la condensacion tiene lugar en el interior del propio equipo, es decir, en el exterior de la nave. por tanto no vamos a tener este efecto de condensacion en el interior de la nave. Se considera que la humedad ambiental se puede reducir a la mitad mediante el uso de este sistema.

Otra de las ventajas asociadas es la mejora de la ventilacion de la nave, pues una de las practicas mas usadas es disminuir la ventilacion al minimo posible para evitar perdidas de temperatura. Esto conduce a una deficiencia cronica de oxigeno y un aumento de amoniaco y CO2 , tanto por el producido por los animales mediante la respiracion como en muchos casos por el generado por los sistemas de calefaccion dentro de la nave. La mala calidad del aire ambiental del interior de la nave actua de forma inapreciable a simple vista generalmente. Solo el aumento de saldos, desigualdad de los animales y niveles de mortalidad medios son indicadores tecnicos y evidentemente economicos, que nos daran pistas de que ocurre.

Al poder ventilar mejor disminuye el CO2 y tambien se genera menos al funcionar los sistemas de calefaccion entre un 25 y el 50% menos.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados