Plantas que crecen en su suelo local resisten mejor las enfermedades

Desde los inicios de la agricultura moderna, la mejora del suelo ha sido uno de los objetivos fundamentales de los investigadores y productores. Se han estudiado los compuestos que se han de aplicar al suelo para que las plantas produzcan mas, mejor y mas rapidamente, se ha invertido en multitud de sustancias quimicas para optimizar la produccion, eliminar malas hierbas, incluso se llega a producir en los famosos “cultivos sin suelo”, aportando todos los componentes basicos necesarios para la planta desde el exterior.

Sin embargo, hasta hace unos años, se ha despreciado el estudio de uno de sus componentes fundamentales, sus microorganismos. Tal y como detallo en la entrada del blog:  Las bacterias beneficiosas de la rizosfera, el futuro de la agricultura, los microorganismos del suelo son vitales para la produccion saludable en la agricultura. Durante los ultimos años toda una industria basada en los biofertilizantes, biopesticidas y bioestimulantes compuestos por microorganismos esta experimentado un verdadero boom en todo el mundo.

En esta linea, ayer se publico en la prestigiosas revista New Phytologist un trabajo realizado por la Universidad de Helsinki (Finlandia) y la de Estocolmo (Suecia) en el que demuestran la importancia de los microorganismos del suelo en la resistencia de las plantas a enfermedades foliares. Es decir, demostraron que las plantas que crecen en el suelo en el cual estan adaptadas resisten mejor las enfermedades.

Como lo han hecho?

Han partido de la teoria de que los componentes biologicos del suelo influyen en como se relaciona la planta con los patogenos fuera del suelo, que nunca se habia demostrado en los sistemas naturales. Para ello utilizaron la planta Plantago lanceolata y su patogeno foliar Podosphaera plantaginis, un tipo de oidio. Recogieron semillas de la planta de diferentes zonas del norte de Europa, asi como del suelo donde crecian, y muestras del patogeno tambien de cada una de las zonas muestreadas. En un invernadero crecieron las diferentes semillas en los diferentes suelos y fueron inoculadas con las diferentes cepas del patogeno. Es decir, cada planta se sembro en su suelo original y en varios que no le eran “conocidos”. Ademas, algunas semillas se sembraron en suelo que previamente se habia esterilizado, es decir, en suelos sin ningun patogeno que les ayudara a “luchar” contra la enfermedad.

Observaron que las plantas crecian mucho mas rapidamente y mejor en sus suelos originales, es decir, en aquellos en los cuales habia microorganismos a los cuales estaban adaptados, y mucho mas que en aquellos que se habia esterilizado el suelo y no habia ningun microorganismo. Ademas, las plantas adaptadas a su suelo mostraban un mayor resistencia a la enfermedad, menor agresividad de la enfermedad y un mayor tiempo de aparicion.

Conclusiones

Estos datos resaltan la importancia de la composicion de la biota de los suelos en la co-evolucion de las plantas, microorganismos del suelo y patogenos foliares. Es decir, los microorganismos beneficiosos del suelo han evolucionado geneticamente para poder “ayudar” a la planta a “luchar” contra los microorganismos, o la planta “ha seleccionado” a los microorganismos del suelo que mejor le vienen para combatir la enfermedad. Este estudio ademas destaca una vez mas el inmenso potencial, en su mayoria inexplorado, que tienen los microorganismos del suelo para encontrar herramientas para luchar contra las enfermedades de los cultivos. Por ultimo, en el articulo destacan la importancia que puede tener el uso de semillas locales en la agricultura, como forma de luchar contra los patogenos. Como se dice en ingles “Think globally, act locally”, “Piensa globalmente, actua localmente”.

El estudio completo lo puedes leer en este link.

FUENTE: articuloscientificosparanocientificos

universidadagricola.com

Artículos Relacionados