Por la siembra directa, la maquinaria agrícola argentina conquista el mercado africano

El sistema que permite producir sin remover el suelo posibilitó que ya se colocaran más de 130 sembradoras en África en diez años; Sudáfrica es el principal destino

Fernando Bertello

Mario Bragachini, un especialista en mecanización agrícola del INTA, acaba de regresar de un viaje por Sudáfrica, Botswana y Mozambique, que realizó en el marco de una misión conjunta INTA/Ministerio de Agroindustria, y lo hizo con un dato alentador para las exportaciones de maquinaria agrícola. Desde 2007, en África ya hay 130 sembradoras argentinas para siembra directa -el sistema por el cual se produce sin remover el suelo- y sólo el año pasado lograron colocarse en ese continente unas 30 máquinas. Más del 90% de las sembradoras está en Sudáfrica. Para este año podrían repetirse las exportaciones de 2016.

Hace unos años, el INTA puso en marcha en Sudáfrica lotes demostrativos sobre el sistema de siembra directa con transferencia del know how del manejo argentino de esta tecnología y esto potenció las ventas para las sembradoras locales. Los sudafricanos venían con un manejo tradicional de remoción del suelo y siembras a grandes distanciamientos entre surcos en maíz [su principal cultivo con 3,3 millones de hectáreas y en un 60% para consumo humano] de 1,5 metros, que no permitían aprovechar el agua para los cultivos. En cambio, los técnicos argentinos impusieron en lotes de determinados productores el manejo en siembra directa sin remoción del suelo, además del acortamiento de las distancias a 52 centímetros entre surcos, y los rindes despegaron.

“En Sudáfrica, luego de varios años de trabajo, los resultados de los productores demostradores son excelentes. Casi se logró duplicar el rendimiento medio de maíz y soja y ya hay más de 120 sembradoras argentinas en Sudáfrica practicando la siembra directa al estilo argentino”, contó Bragachini a LA NACION. Los sudafricanos duplicaron rindes bajos que estaban en dos a tres toneladas en maíz y en 1,5 toneladas que oscilaban en soja.

Al ver la mejora, crecieron las compras de sembradoras argentinas y también el uso de la tecnología de la siembra directa. “La siembra directa en total no pasa del 10% de adopción todavía en Sudáfrica, pero en la zona donde trabajamos fuerte con los lotes demostrativos exitosos de 2011 a 2014 hay una adopción superior al 35% de la siembra directa, no todo con máquinas argentinas porque hay muchas máquinas brasileñas pero la mayoría de los productores de punta en casi el 100% ha cambiado máquinas brasileñas por máquinas argentinas con el conocimiento de nuestro país que va más allá de la máquina”, indicó Bragachini.

Para el experto, la Argentina “podría exportar mucho más” a Sudáfrica, pero, alertó, “estamos caros por nuestro dólar”. Para Bragachini, lo destacable es que detrás del know how para siembra directa también se meten otros productos, como cabezales maiceros, tolvas, silobolsas, inoculantes e inclusive semillas argentinas.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados