Proteccion y cuidado del suelo de la huerta en primavera

EL ACOLCHADO

El acolchado es el aliado del hortelano, y consiste basicamente en cubrir el suelo con una capa de entre 5 y 10 cm de espesor de distintos materiales, evitando asi que el terreno quede expuesto al contacto con el aire. Las principales ventajas que aporta este sistema a nuestros jardines son:

Proteccion frente a las temperaturas extremas y cambios bruscos de tiempo.

Reduccion de la erosion de la lluvia y el viento, manteniendo la estructura del suelo.

Evitar la proliferacion de maleza.

Ahorrar agua: conserva la humedad del suelo en verano, evitando la evaporacion, y gastando menos recursos hidricos.

Reduccion de la intensidad de los trabajos de mantenimiento.

Enriquecimiento del suelo, porque los materiales organicos que lo forman se descomponen aportando nutrientes.

Para el acolchado se pueden utilizar materiales organicos o inorganicos:

Inorganicos:

o Guijarros, grava y rocas volcanicas. En invierno suprimen las adventicias, mantienen el follaje seco y mantienen el suelo «caliente». Muchos cactus y otras suculentas aprecian el calor que reflejan. La grava tambien es adecuada para las exigencias bajas en nutrientes y para minimizar la respuesta ante un exceso de nitrogeno. Ademas tienen muchas posibilidades decorativas, gracias a las distintas formas y colores que podemos encontrar en el mercado.

Organicos:

o Corteza de pino: en invierno ofrece proteccion frente a las temperaturas bajas y evitan un suelo empapado. Se venden en sacos de plastico y en distintos calibres. Es mejor poner cortezas finas como base y sobre estas extender cortezas mas gruesas.

o Aciculas de pino: conserva muy bien el agua del suelo. Se descompone rapidamente y adquiere una coloracion grisacea con el tiempo, por lo que necesita ser reemplazado cada año. Puede haber provocar deficiencia de nitrogeno, caracoles y roedores.

o Hojas: es el acolchado natural aunque menos esteticos.

o Paja: ideal para hortalizas. Protege de la desecacion del suelo.

o Compost semimaduro: no debe entrar en contacto con las raices. La descomposicion continuara en el huerto, consumiendo el nitrogeno del suelo compitiendo por lo tanto con las plantas (tambien le pasa en menor medida a la paja). Es mejor usarlos con moderacion.

La ventaja de los acolchados inorganicos frente a los organicos es que se mantienen en perfectas condiciones durante largos periodos de tiempo. Sin embargo, los segundos enriquecen el terreno a medida que se descomponen, lo que supone una inyeccion de nutrientes para el suelo.

ABONADO.

A comienzo de la primavera incorporaremos un par de palas de abono maduro, alrededor de los arboles y arbustos, antes de que las plantas hayan salido del reposo vegetativo. De esta forma podran absorber los nutrientes nada mas activarse y desarrollarse de manera optima. Durante el resto de la primavera seguiremos aportando una o dos palas alrededor de los arbustos, arboles y macizos florales, ya que la floracion les exige un doble esfuerzo. Podemos aplicar un compost enriquecido con consuela y ceniza, rico en potasa, en la base de los arbustos de floracion estival y, en general, bajo el acolchado en las plantas que se vean debiles. Antes de incorporar el compost, romperemos con cuidado la corteza superficial que se puede haber formado en el suelo por las lluvias.

Utiliza un abono acido, como tierra de brezo, o compost acido para las azalea, rododendro, camelia, hortensia, ya que prefieren suelos acidos. Podemos incorporar ademas posos de cafe, ya que acidifican ligeramente el suelo.

 A la hora de abonar, es importante evitar la fertilizacion quimica, ya que supone una entrada de sustancias ajenas al ecosistema, que favoreceran a las plantas oportunistas e influiran en la aparicion de varios problemas: perdida de microorganismos beneficiosos, nitrificacion del suelo, deficit de materia organica, contaminacion de acuiferos, entre otros.

 La alternativa valida es usar abonos organicos: compost, estiercol, humus de lombriz.

COMPOST O MANTILLO

El compost se produce por la descomposicion de una mezcla de diversos materiales organicos: como estiercol, paja, hierbas, restos de comida, llevado a cabo por seres vivos, principalmente bacterias y hongos. Si estos elementos se manejan de forma adecuada originan un abono muy beneficioso y util para las plantas. El compostaje permite el retorno al suelo de la materia organica y nutrientes vegetales, introduciendolos de nuevo en los ciclos biologicos, es tambien por lo tanto un proceso de reciclaje.

  Como elaborar compost?

Lo primero es saber donde vamos a realizar el compost, podremos hacerlo amontonando los restos en un lugar del huerto, pero es mejor hacerlo dentro de una compostera que permita la circulacion del aire y el contacto con el suelo. Construir un compostera casera es facil, fabricaremos un cubo con materiales como: ladrillo (dejaremos un espacio de un cm. entre ladrillo y ladrillo) o pales, tambien podemos utilizar un bidon (hay que agujerearlo para permitir la circulacion del aire y cortar la parte de abajo para que el compost este en contacto con el suelo). Deberemos ubicarlo en un lugar sombreado en verano y soleado en invierno, el lugar ideal es debajo de un arbol de hoja caduca. Los cuatro parametros que tenemos que controlar en nuestro compostera son:

* La humedad. Las bacterias que intervienen en el proceso de descomposicion necesitan una humedad aproximada del 50 %. La falta de humedad causa una reduccion de la actividad microbiana, por lo que se paralizara el proceso y bajara la temperatura. El exceso de humedad dificulta la aireacion y provoca procesos de putrefaccion (y malos olores). La humedad debe ser menor al final del proceso.

* El oxigeno (la aireacion). Los microorganismos que intervienen en el proceso necesitan oxigeno para vivir, de ahi que sea importante mantener una correcta aireacion en la compostera, volteando la mezcla 1 o 2 veces al mes; asi favorecemos tambien la homogenizacion del compost. Si no hay oxigeno estos microorganismos se moririan, y aparecerian bacterias anaerobicas y con ellas la putrefaccion.

* La temperatura. En los tres o cuatro primeros dias, tiempo necesario para que los microorganismos descomponedores se aclimaten y asciendan desde el suelo, la temperatura de la compostera ascendera hasta los50 ºC. Y en el siguiente mes a70 ºC. Esta temperatura tan elevada elimina cualquier patogenos o semilla (sabremos que nuestra compostera no ha alcanzado la temperatura adecuada si germinan plantas en su superficie).

* Los materiales que incorporamos a la compostera. Echaremos cantidades equilibradas de fracciones verdes (hojas y hierba, que nos aportan nitrogeno, carbono y humedad) y leñosas (ramas, que nos aportan carbono y estructura). Para conseguir una proporcion adecuada echaremos por cada pala de material leñoso, 3 de verde. Si en la relacion C/N hay demasiado carbono (hemos echado demasiadas ramas), el proceso de fermentacion sera lento, las temperaturas no subiran lo suficiente y se liberara el exceso de carbono en forma de dioxido de carbono. Si hay demasiado nitrogeno (exceso de fraccion verde), el exceso de este se transformara en amoniaco, por lo que nuestra compostera emanara malos olores.

 � Materiales recomendados: restos de frutas y verduras crudas, posos de cafe o de te, bolsas de infusiones, restos de poda y cesped, hojarasca, restos de cabello, estiercol. Los restos de cocina y verdes deben incorporarse rapidamente al compostero para evitar su putrefaccion.

� En poca cantidad: papel, carton, serrin, aceite, paja, restos de coniferas.

� Materiales no aptos: carne, huesos, restos de comidas preparadas, papel con tintas de colores.

Una vez que ya tenemos fabricado nuestro compostero y sabemos que parametros tenemos que controlar lo siguiente es llenar nuestro compostero:

* Colocaremos una primera capa de ramas y/ o paja de 10-15 cm. de espesor.

*  Introduciremos los materiales previamente mezclados y triturados (max.10 cm. de largo y4 cm. de diametro). Para conseguir un compost de calidad, mezclaremos tres partes de restos humedos ricos en nitrogeno «verde» (restos de cocina, hojas verdes, cesped recien cortado, plantas del huerto o jardin, etc.) por cada parte de restos secos ricos en carbono «marron» (hojas secas, paja, serrin, ramas trituradas, piñas, etc.).

* Podemos seguir introduciendo materiales en esta proporcion. Es importante mantener la humedad y la circulacion del aire (voltear).

 La duracion estimada del proceso es de 4 a 6 meses. Sabremos que el compost esta maduro cuando huela a bosque, tenga un color negro-marron, no este muy humedo y no se distinga el material de partida (excepto ramas o piñas demasiado grandes, que se separan del resto y se vuelven a echar a la compostera.

Ventajas del compost

� Es un procedimiento de reciclaje natural y totalmente ecologico, ya que imita a la naturaleza en el hecho de descomponer sus propios restos y reincorporarlos al suelo.

� Mejora la calidad del sustrato, ya que hay una aportacion progresiva de nutrientes.

� Reduce la cantidad de basuras.

� Se incrementa la cantidad de microorganismos beneficiosos presentes en el suelo.

Un suelo vivo y dinamico implica la presencia de lombrices y otros organismos que airean la tierra, evitan que esta se compacte, favoreciendo si el arraigo de plantas.

.

Programa actividades ambientales

universidadagricola.com