Según Asogan, la venta de animales ha caído un 50%

Con la presentación del confinamiento, algunas regiones han tenido que implementar medidas para mantener los niveles de comercialización de ganado. Desde Asogan se han realizado capacitaciones para motivar a los productores a participar de las subastas virtuales.

El sector ganadero del suroeste de Antioquia ha pasado momentos difíciles durante esta cuarentena, pues duraron aproximadamente dos meses sin comercializar sus animales. Ante esta situación el comité tuvo que intervenir y fomentar la compra y venta de ganados por medio de las subastas virtuales que están llegando hasta los rincones de toda la región. (Lea: Productores de ganado de carne se quejan por alto costo de insumos)

Patricia Echeverry, gerente de la Asociación de Ganaderos del Norte de Caldas y Sur de Antioquia, Asogan, indica que esto les ha generado grandes pérdidas al sector que tendrán que asumir durante todo lo que resta del año.

“En un principio fue más duro porque no teníamos permiso especial, pero afortunadamente con los días el Gobierno Nacional fue abriendo las puertas. Por el lado ganadero se han presentado dificultades tanto para los vendedores como para los compradores de ganados porque las subastas estuvieron cerradas más de mes y medio”, explica detalladamente Echeverry.

Durante prácticamente dos meses no se pudo comercializar animales bovinos en la región, lo que complicó totalmente las situación para los productores, quienes estaban atemorizados por la crisis sanitaria que se estaba presentando.

Ante esto, la región se vio en la necesidad de realizar la subasta, por lo que desde hace un mes han venido realizando esta actividad por medio de la virtualidad. Sin embargo el proceso a sido lento porque los productores no están familiarizados con esta manera de comercializar.

“Durante este tiempo que hemos implementado esta herramienta se ha disminuido en un 50 % la comercialización de bovinos, pues estábamos acostumbrados a vender entre 2000 y 2500 cabezas de ganado y hoy solo se logran comercializar 800 ganados”, manifiesta Echeverry.

Esto se encuentra afectando la economía de todas las personas que se encuentran trabajando alrededor de esta actividad, pues aquí se están relacionando no solo los individuos que conforman la asociación sino también los comercializadores.

Por ser estas subastas de forma virtual, los ganaderos han tenido un poco de dificultades para acceder porque no están tan acostumbrados a comprar y vender sin antes tener contacto físico y directo con el bovino. (Lea: Los riesgos de transportar ganado en Colombia)

En palabras de Echeverry, “esto ha sido complejo para todos, pero poco a poco les hemos enseñado a los productores acerca de la virtualidad. Es por esto que hemos hecho capacitaciones para instruirles acerca del manejo de equipos tecnológicos como computadores y teléfonos inteligentes”.

Esta dirigente sostiene que ha sido una labor de todos los días, pues la cultura y las tradiciones son muy difíciles de cambiar. Por lo que en este caso, los ganaderos están acostumbrados a mirar los animales que van a adquirir, por lo que con ayuda de las capacitaciones, poco a poco esta subasta virtual está teniendo mejor acogida. (Lea: Proagan se une a las subastas virtuales desde el eje cafetero)

universidadagricola.com