Pulverizadores agricolas

Figura 1. Pulverizacion de plaguicidas; en (A) de forma manual y (B) de forma mecanica (hidraulica).

Equipos pulverizadores

Son maquinas diseñadas con diferentes tipos de arquitectura y volumenes de carga, que permiten aplicar a los cultivos dosis controladas de agroquimicos con fin de controlar malezas, plagas y/o enfermedades, existiendo equipos de tipo manual, animal, mecanico (hidraulico) o autopropulsado.

Los equipos pulverizadores por lo general estan compuestos por:

1. Estanque o tanque

2. Agitador

3. Bomba

4. Unidad de filtrado y control (manometros)

5. Boquillas y dispositivos emisores

Pulverizadores manuales:

En si, son los equipos mas utilizados para la aplicacion de agroquimicos, constituidos principalmente por un estanque plastico o de fibra de vidrio y en menor cantidad de metal, el cual se ajusta y utiliza sobre la espalda del operario del trabajador agricola.

Estos equipos son empleados en pequeñas superficies debido a su restringido volumen de almacenaje, lo que obliga su recarga continua generando un desgaste del operador, no obstante, estos equipos tienen la ventaja de permitir a los trabajadores agricolas, ingresar a sectores donde el follaje o el marco de plantacion, impide el ingreso de pulverizadoras de mayor tamaño.

La presion necesaria para un adecuado trabajo de aplicacion se logra de forma manual, operando una palanca, ubicada a un costado del equipo, que acciona una bomba de diafragma o de piston (dependiendo del fabricante). La capacidad de almacenaje del tanque puede variar de 10 a 20 litros, pero el peso total de la mochila no debe exceder de 20 kg (Figura 2).

Figura 2. Vista general de un pulverizador manual de 15 litros

La bomba de diafragma accionada por palanca es utilizada con mayor frecuencia para la aplicacion de herbicidas y tipicamente es operada a presiones de 100 y 300 KPa (1 y 3 bar). Para mantener una presion de trabajo adecuada, la palanca debe ser accionada regularmente (aproximadamente 30 brazadas/minuto), aumentando la frecuencia si se usa una barra con multiboquillas o una boquilla de alta entrega de solucion. Es posible mantener una presion constante dentro de la camara de presion mediante una valvula de escape, que en algunas mochilas se puede ajustar cuando se requieren presiones de aspersion alternativas (Figura 1A).

Estos equipos se utilizan para controlar las diferentes plagas y enfermedades que afectan los cultivos, sin embargo la inadecuada mantencion de los pulverizadores, puede provocar que se mantengan

residuos de aplicaciones anteriores, afectando la eficiencia de los productos y su efecto en el control.

Por ejemplo la baja efectividad de los fungicidas es debido a fallas en la aplicacion, por el mal uso de los equipos en la aplicacion, o por una mala mantencion de estos, Produciendose reinfecciones en los cultivos, debiendo realizar nuevos tratamientos, elevando los costos de produccion.

Las recomendaciones para el adecuado funcionamiento y eficiencia del tratamiento son:

1. Mantencion periodica de los equipos

2. Limpieza y triple lavado despues de la utilizacion

3. Calibracion constante de las boquillas

Otro punto importante a considerar para una adecuada mantencion de los componentes de las diferentes pulverizadoras es la limpieza de las boquillas, las cuales deben ser lavadas con agua y si presentan residuos, pueden ser escobilladas suavemente. Se debe evitar introducir elementos metalicos que afecten el tamaño y forma de la salida de la boquilla.

Ademas como regla general, nunca se deben soplar las boquillas con la boca, ya que se corre riesgo de ingerir residuos de agroquimicos.

Pulverizadores hidraulicos

Estos equipos son comunmente llamados bombas de aplicacion, clasificandose en funcion a la forma en que se transportan sobre el campo pulverizado. Los equipos pulverizadores mas comunes son los usados en cultivos extensivos, praderas y en cultivos bajos en hilera. Su caracteristica principal radica en que este implemento se monta en los tres puntos del tractor y sin contar con ruedas para su transporte.

En la mayoria de los casos, el volumen de almacenaje de solucion varia entre los 500 y 2.200 litros, siendo una limitante la capacidad de elevacion de los brazos hidraulicos del tractor.

Siendo su gran ventaja, la posibilidad de ser utilizado para diferentes cultivos, amplias extensiones, y la reduccion en los tiempos de aplicacion.

Los pulverizadores hidraulicos o comunmente llamados “de barra”, estan constituidos por los siguientes elementos: eje de transmision de la bomba, estanque, manometros, valvulas reguladoras de presion y caudal, distribuidores, tuberias, filtros, barra de aplicacion y boquillas.

Para que tenga un adecuado funcionamiento se requiere de un perfecto estado de mantenimiento y calibracion. Condicion que se logra realizando controles continuos de los componentes de la pulverizadora.

Con el fin de poder realizar un tratamiento fitosanitario adecuado se debe tener en cuenta el producto como las dosis recomendadas, chequeando que las boquillas entreguen un volumen de gota del tamaño optimo, con el fin de lograr una buena uniformidad de aplicacion.

En este sentido, es necesario considerar la limpieza como un factor de relevancia para la conservacion del equipo. Es por eso que al terminar una labor de aplicacion de agroquimicos, y evitar que se formen residuos de dificil eliminacion. Se recomienda realizar una limpieza antes de comenzar a trabajar. Dependiendo del producto a utilizar en la aplicacion se utiliza la siguiente solucion de lavado (Tabla 1).

Tabla 1. Recomendacion de limpieza del equipo

Ademas; es necesario considerar la aplicacion en el momento oportuno, cuando las infestaciones de los campos sean insipientes, permitiendo cubrir de mejor forma la parte aerea de las plantas.

Para establecer una adecuada solucion de producto a aplicar en los campos, es recomendable distribuir la solucion por unidad de superficie (D, l ha-1), calculada segun la expresion:

D (l ha-1) = (600 *Q) / (v * a)

Donde Q (l/min) es el caudal total pulverizado (suma del caudal individual de cada una de las boquillas), v (km/h) es la velocidad real de avance de la maquina y a (m) es la anchura de trabajo.

Si consideramos una distancia entre boquillas de 0,5 metros, el ancho total de la barra se obtiene multiplicando esa distancia por el numero total de boquillas del pulverizador.

Para determinar la dosis a aplicar en el cultivo, se recomienda elegir la velocidad, el tipo de boquilla, la presion de trabajo y el caudal. Finalmente se debe ajustar la altura de la barra, la cual debe quedar sobre el cultivo a una distancia prudente en la cual la gota de producto pueda alcanzar toda la superficie de la planta.

Calculo basico para determinar el volumen de aplicacion en una hectarea

Por ejemplo, si la dosis recomendada para un cultivo es de 160 l ha-1, la solucion puede ser incorporada con diferentes boquillas: por ejemplo si se utilizan las boquillas azules, la presion de operacion sera de 3 bar, y la velocidad de traslado de tractor debe ser de 9 km h-1, y si se usan boquillas amarillas, la presion sera de 3 bar y una velocidad de 8 km h-1 (Tabla 1).

Referencias bibliograficas

Inostroza, J.; Mendez, P. y Rios P. 2011. Manual de Campo. Uso de equipos pulverizadores. Boletin INIA N° 225. Temuco, Chile.

Gil, J.; Blanco, G. y Cañero, J. 2010. Mantenimiento y calibracion de maquinaria para aplicacion de productos fitosanitarios: pulverizadores hidraulicos de chorro proyectado. Consejeria de Agricultura y Pesca, Universidad de Cordoba, Sevilla, 38p.

universidadagricola.com

Artículos Relacionados